Paradojas de la vida

De nada sirvió. Fuente As

Del espacio-tiempo, de la vida, del estar tan lejos, en fin, que mas da. Cómo pongo este título en inglés? Tambien da igual. Lleva dos días nevando sobre Joensuu, por fin, estoy bebiendo un poco de vino con unas velas en plan “Wine & candles” como una amiga me dijo. Sin embargo, ayer, mientras yo aún animaba a los míos en el inicion del enésimo derby, mientras aún gritaba KunKunKunKun, vamos Kun!! Vamos Forlanito! probablemente, por las ilegalidades de la tecnología internetera (al verlo en Sopcast lleva uns minutos de retraso) Raúl ya habría marcado el 0-1 de dicho partido, que de manera cierta, se acabó ahí. Este tipo de goles deberían anular el resto del partido, simplemente fue una pérdida de tiempo por mi parte y por parte de todos los que lo vieron y jugaron, mejor que hubiesen decansado para el partido de Copa el miercoles.
Nunca aprenderemos a decir “Nos van a ganar 0-6”, o “El Madrid es favorito porque yo casi no había nacido desde la última vez que les ganamos”, o “La última vez que les ganamos bajamos a segunda, asi que por mi que nos metan 6 y que al final estemos en Champions”. Nunca nadie dice eso, siempre la gente se cree que les vamos a ganar. Y nunca pasa. Tenemos tanta rabia por ganar al Madrid que nos ciega de ver la realidad: Que a dia de hoy somos peores. Que no hay color. Por mucho que joda. Hay una ola de odio puro, algunas veces mutuo, que no se de donde ha venido y que hace mucho daño, especialmente a nosotros. Digo yo que sera bueno llevarse bien con el vecino y desearle lo mejor. El año pasado, preferir que nos gane el Barcelona para perjudicar al Madrid, pues toma! 0-6. No puede ser.
Que hay que tener los pies en el suelo aún. Que por muy bien que vayamos hoy, a 18 partidos del final de Liga, muchas cosas pueden pasar y muchos partidos se pueden perder. Y mucho se puede bajar en la clasificacion y quedar como los ultimos 10 años. La vida cambia en días. En segundos, si me apuras. A mí me ha pasado. A todos nos pasa.

Nähdään, Madrid!


Llegó el día de vuelta a Joensuu, llegó el día de dejar atrás de nuevo a seres queridos y grandes momentos de ocio. Me gusta Madrid, si, quizás deteste la gran urbe en la que se está conviertiendo y las gentes no muy honestas que cada vez mas la invaden. Pero tiene algo aún, claro…Aunque sobren la mitad de sus habitantes…me atrevo a decirlo porque es lo que pienso. No deberia haber tanta gente aqui.
Mañana en Joensuu, si la prediccion del Tiempo acierta, me encontrare temperaturas en torno a -20º C. Mirad la figura adjunta arriba (Sat corresponde a mañana sabado). Y creo haber perdido los …. guantes. Mierda.
Bye bye Madrid!

Life is as a supermarket

The moment you get in the supermarket is equivalent to when you are born. Then, life offers you different options, depending on the supermarket you are born at, and you choose or you are forced to choose what to buy- what to live. Once in the queue to pay what you have bought, you –again– can choose what cash desk you want your stuff to be paid at. This is like choosing your path in life, it will all lead to the same end –death=exit– but, depending on what cash desk you choose, you will reach the exit sooner, later, in a more successful manner, or in the most unnoticed. Sometimes you change the line because you believe the one you are moving to is going to be better – faster– and then you might find you were right and you have made the right choice for your purpose. Other occasions, you find that the checkout line you were in is faster and you realize that you have made the wrong choice, and that it is impossible to return. Anyway, make the right decision when choosing the line is essential in the duration of the path to reach the exit. I would not say that you must not change the queue if you are not satisfied with the cashier, neither would I say that you must change to another line or that you should leave without paying. It depends on you.

———————
El momento de entrar en el supermercado es equivalente a cuando se nace. Entonces, la vida te ofrece opciones diferentes, dependiendo del supermercado en el que has nacido, y escoges o te fuerzan a escoger qué comprar – qué vivir. Una vez en la cola para pagar lo que has comprado, – otra-vez – puedes escoger en que caja quieres que tu compra sea pagada. Esto se parece al escogimiento de tu camino en la vida, esto conducirá todo al mismo final-la muerte=salida-, pero, dependiendo de la caja que escojas, alcanzarás la salida más pronto, más tarde, en una manera más acertada, o de lamás inadvertida. A veces cambias de cola porque crees el que será mejor – más rápida – y luego usted podría encontrar que tienes razón y has elegido la opción correcta para tu objetivo. Otras ocasiones, encuentras que la cola que estabas es más rápida y usted comprende que has elegido la opción incorrecta, y que es imposible volver.
De todos modos, escoger la decisión correcta al elegir la línea es esencial en la duración del camino para alcanzar la salida. Yo no diría que no se debas cambiar a otra cola si estas satisfecho con el cajero, tampoco digo que te cambies a otra cola o que deberías marcharte sin pagar. Esto depende de tí.